Seguridad laboral

Se entiende por seguridad laboral el conjunto de técnicas y procedimientos que tienen por objeto evitar y, en su caso, eliminar o minimizar los riesgos que pueden conducir a la materialización de accidentes con ocasión del trabajo, es decir, evitar lesiones y  los efectos agudos producidos por agentes o productos peligrosos.

Podemos  decir que esta seguridad desde el punto de vista preventivo presenta varias acepciones, entre ellas cabe destacar:

  • La seguridad laboral como uno de los objetivos de la Ley de Prevención.
  • La seguridad laboral como especialidad de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
  • La seguridad laboral como función organizativa y trabajo colectivo en la empresa para que no ocurran accidentes.
  • La seguridad laborar como cometido dentro de una organización, ejercido por profesionales de la prevención.
  • La seguridad laboral como profesión de libre ejercicio.
  • La seguridad laboral como condición o cualidad de las personas o las cosas.

De cualquier manera podemos pensar que el objeto principal de la seguridad es llegar a controlar los peligros presentes en el lugar de trabajo por diferentes medios. Intenta conseguir, por tanto, el accidente cero.

Cómo mejorar la seguridad laboral

En junio de este año se ha presentado el informe sobre los accidentes laborales que han tenido lugar en el primer semestre de 2016:

Cómo-mejorar-la-seguridad-laboral Que es la seguridad laboral y como mejorarla

 

El número de accidentes mortales hasta ese momento ascendía a 226, es cierto que son 13 menos que los acaecidos durante el mismo periodo de tiempo en 2015, pero eso no puede consolarnos pues sigue siendo un número muy alto, ya que estamos hablando de 226 vidas humanas que han perdido su vida en su puesto de trabajo.

Esto significa que la seguridad laboral debe mejorar, y en ello todos somos responsables: gobierno, empresa, sindicatos y trabajadores.

Una medida clave para conseguir esta mejora a la que hacemos referencia es la formación del trabajador. Esta formación debe ser específica en el puesto de trabajo y relativa a prevención de riesgos laborales.

El trabajador debe conocer cuáles son sus riesgos y cómo poder evitarlos, y en esto juega un papel esencial la información que se le trasmita desde la dirección de la empresa.

Estos dos elementos son imprescindibles en seguridad laboral. Y yo diría que es la primera medida que debemos adoptar antes de comenzar con el desarrollo de la actividad laboral.

Y es que, como dice el refrán, el saber no ocupar lugar, y solo con la formación e información adecuada seremos capaces de aplicar el resto de medidas de protección.

Siempre se ha hablado de

Dos técnicas de seguridad laboral:

  • Técnicas analíticas, son aquellas que intentan identificar los peligros y las causas de los accidentes. Estas técnicas pueden aplicarse bien antes del accidente (evaluación de riesgos, inspecciones de seguridad, observación de, notificación de peligros…) o después de la materialización de un accidente (notificación y registro de accidentes, investigación de accidentes, análisis estadístico, ….)
  • Técnicas operativas, tienen como fin controlar y neutralizar los peligros y las causas de los accidentes. Estas técnicas pueden actuar a dos niveles diferente, una que intenta mejorar las condiciones físicas (factor técnico) y que son las que intentan alcanzar condiciones de trabajo seguras; y otra que tiene como fin mejorar las actuaciones del trabajador en su trabajo (factor humano), es decir, conseguir que los trabajadores actúen de forma segura.

Vamos mejorando, y eso es bueno, pero mientras un solo trabajador pierda la vida desempeñando su trabajo, no podemos estar tranquilos y debemos seguir construyendo y avanzando en seguridad laboral.

 

Josefina del Prado, tutora del Master en PRL de IMF Business School
Fte: http://www.imf-formacion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *